Optimizá tu LinkedIn


Hace un tiempo que venimos insistiendo con la importancia de LinkedIn para los que trabajamos de modo independiente. Esta red nos permite contactar posibles clientes y colegas, y que ellos nos encuentren a nosotros. Además, nos permite conversar con un montón de personas que están hablando de lo mismo que nosotros. ¡Y no nos olvidemos de que es una gran fuente de información para leer y para aprender sobre muchos temas!

Les dejamos algunos consejos para optimizar su uso de esta red.


1- Compartí contenido relevante


Sabemos que esto se repite hasta el cansancio, pero no está de más decirlo nuevamente. Tenemos que compartir contenido relevante. ¿Relevante para quién? Para nuestro cliente ideal. Pensá contenido que le sirva, que quiera compartir con sus contactos, que inspire a quienes leen tus posteos a comentar. Esto va a permitir que otras personas vean tus posteos y lleguen a tu perfil. Compartir contenido relevante con una buena frecuencia (y que vos te puedas permitir) no es lo mismo que comentar. Si bien ambas tácticas son efectivas, el contenido que compartís habla de vos, de tu perfil, de tu área de conocimiento. Cuando publicás sobre un tema frecuentemente, aumentás tu credibilidad y te posicionás como un experto en el área.


Evitá compartir publicaciones que no tienen nada que ver con lo tuyo o con el perfil de esta red laboral. Ese video sobre las escenas más simpáticas de perros y gatos dejalo para otra red. En LinkedIn compartí contenido que les aporte a tu profesión y a tu cliente ideal.



2- Comentá con ganas


Si bien no es tan efectivo como publicar contenido, comentar posteos de otros sirve para completar la estrategia. ¡Ojo! Tienen que ser comentarios con más de cinco palabras y que aporten al debate o la conversación. No es lo mismo recomendar o dar un Me gusta que comentar. Los comentarios bien pensados atraen a otros seguidores de la publicación que estás comentando. Te dan visibilidad. ¡Lucite: tenés 1250 caracteres para explayarte!


Para mejores resultados, podés etiquetar a la persona a la que le estás respondiendo (el dueño de la publicación o el dueño del comentario al que respondés). Podés usar imágenes también para llamar la atención.


3- Usá la función de seguir


¿Sabías que LinkedIn nos da la opción de seguir (o dejar de seguir) a alguien? Esta opción la podés encontrar en cada perfil donde dice “Más”. Algunos perfiles lo tienen en lugar de “Conectar”. ¿Para qué sirve? Para varias cosas. Podés seguir a quienes no querés agregar a tu red, pero querés ver el contenido que comparten (por ejemplo, perfiles que comparten contenido formativo para tu profesión).


Una función interesante de esta opción es que podés dejar de seguir a aquellos contactos que comparten contenido que no te sirve. Cuando los dejás de seguir, dejás de ver su contenido, pero no perdés el contacto. Además, la persona no se entera de que no la estás siguiendo. Es clave limpiar tu muro de LinkedIn para ver solo contenido relevante para vos.


Finalmente, podés optar por cambiar tu botón de conectar a uno de seguir. Esto sirve para que puedas controlar quienes te envían solicitudes de contacto en LinkedIn. Quienes quieran realmente conectarse con vos, tendrán que buscar el botón de conectar (que está dentro de “Más”). Esto filtra a la gente que agrega por agregar a miles de perfiles (pasa un montón).


4- Sumá contactos efectivamente


Cuando agregues contactos a tu perfil, empezá por mirar quiénes son. Siempre nos hace dudar que alguien nos agregue sin haber mirado nuestro perfil. ¿Cómo sabe que sería interesante que estemos contactados? Recordá que a la persona (o a la mayoría, si no lo tienen apagado) le aparece si viste su perfil. Es clave que sienta que, al menos, te interesaste por saber quién es.


Por otro lado, cuando mandes solicitudes de contacto, escribí un mensaje breve presentándote. Denota que hiciste el esfuerzo y que esa conexión te interesa en serio. Tratá de que el mensaje no sea un copy paste burdo.


5- Usá palabras clave


LinkedIn es una red social, es parte de internet, y como tal funciona con las mismas reglas de SEO que el resto. Poné palabras clave en tu perfil. ¿Dónde? En el encabezado, en tu presentación, en las descripciones de tus empleos, en todos lados. Si querés que más personas lleguen a tu perfil, necesitás que te encuentren y una manera es a través del buscador de LinkedIn. ¡Basta de perfiles pelados!



¿Qué otros trucos conocés para optimizar LinkedIn? ¿Usás esta red laboral?

82 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo