25 cosas que nos hubiera gustado saber cuando empezamos a trabajar como correctoras



Uno de los motivos por los que armamos Proyecta es por nuestras ganas de compartir nuestras experiencias al comenzar a trabajar como correctoras. Cuando empezamos a conversar, nos dimos cuenta de que había muchas cosas que nos habría gustado saber cuando empezamos. En esta lista, te compartimos algunas.


1- Si trabajás de manera independiente, no solo sos corrector, sos el dueño de una empresa de corrección. ¿Esto qué significa? Qué además de corregir, gestionás tu empresa.


2- Sos una especie de persona orquesta: corregís, mandás correos, les respondés a los clientes, te ocupás del marketing, hacés números…


3- Tenés que tener un plan de contingencia por si algún cliente no quiere pagar, así estás listo para resolver esa situación.


4- El horario de 9 a 18 de los demás trabajos acá se transforma en 8 a 23 (o más) si no te organizás.


5- Tenés que saber armar tu CV y adaptarlo para cada cliente. Además, no alcanza con mandar currículums. También tenés que armar cartas (correos) de presentación.


6- No mandes CV al tuntún. Investigá al posible cliente. Fijate si tu perfil y lo que necesita el cliente coinciden.


7- Tenés que pensar cómo armar tus presupuestos y tenerlo en una plantilla para ir adaptándolo.


4. El 90 % de las veces, no van a contestar tu mail con la propuesta. Esto se aplica a los correos que vos mandás con propuestas como a los posibles clientes que te piden presupuesto.


5. Tenés que estar siempre listo para venderte. Nunca sabés de dónde pueden salir las oportunidades. Tené tus tarjetas a mano.


6. Lo que te gusta leer no necesariamente es el mejor nicho para trabajar. Tenés que saber buscar nichos rentables para vos.


7. Te vas a equivocar. No una vez, sino varias. Aceptalo y aprendé a manejar tu ansiedad.


8. Tus principales enemigos van a ser las redes sociales y la procrastinación. Vas a tener que luchar contra eso un montón.


9. No estás obligado a responder en el momento a tus clientes. Respetá tus horarios de trabajo.




10. Podés decir que no a un trabajo, a un cliente o a una tarifa. Si no es para vos, no es para vos.


11. No agarres todos los trabajos. Si tenés muchas opciones, priorizá los que más te sirvan de acuerdo con tus criterios.


12. El precio de tu trabajo es más alto de lo que vos creés y no depende solo de las horas que estás sentado corrigiendo.


13. Tenés que saber el intervalo de tu tarifa por hora, por palabra y por caracteres.


14. Buscar trabajo es un trabajo. Tenés que dedicarle un rato cada semana a esto, incluso cuando tengas trabajo.


15. Casi todos los trabajos van a llevar más tiempo del que calculaste al armar el presupuesto. Dejá espacios en blanco en tu calendario para no estar tan ajustado.


16. No te olvides de los contratiempos. Existen. Ocurren en el peor momento. Tenelos en cuenta al calcular el tiempo, tarifas, etc.


17. Vas a tener que estudiar toda tu vida laboral (formal e informalmente).


18. Es preferible tener un espacio en tu casa que sea solo para trabajar. Te mantiene organizado.


19. No sabés tanto como crees. Dudá, investigá, leé.


20. Automatizá todo lo automatizable: respuestas a correos, presupuestos, publicaciones, etc.


21. Si no estás en internet, dejás por fuera un mercado enorme. Tené presencia en línea.


22. Aceptá las críticas. Nos sirven para aprender.


23. Todos van a necesitar el trabajo para mañana. Aprendé a manejar tus tiempos. Consultá por cambios en las fechas de entrega. Si no podés, no lo aceptes.


24. Si vas a agarrar algo mal pago, tené muy en claro por qué lo hacés. Recordá que, cuando cobrás mal, no solo te perjudicás vos, sino que perjudicás al resto de tus colegas al nivelar para abajo las tarifas.


25. ¡Podés vivir (y bien) de corregir! Dale tiempo y esfuerzo.


¿Qué cosas te hubiera gustado saber cuando empezaste a trabajar de manera independiente? Ayudemos a los que están comenzando. Si recién estás empezando como corrector o traductor freelance, ¿qué te gustaría saber?

248 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cobrar o no cobrar: esa es la pregunta

Tema polémico: cobrar los presupuestos o no. ¿Calculaste el tiempo que te lleva presupuestar? ¿Tenés en cuenta ese tiempo en tus cálculos?

Proyecta en números

Mirá cómo creció Proyecta este año, un espacio para que los profesionales de la industria editorial conversemos sobre nuestras profesiones.

25 regalos para pedirle a Papá Noel

La llegada de Papá Noel es clave para aprender a pedir qué necesitamos y que sean regalos que nos permitan optimizar nuestro trabajo.